Diabetes: factores, síntomas, niveles de glucosa y diagnóstico

La poca producción de insulina que tiene el páncreas puede ser compensada con una dieta, para así evitar los síntomas de la diabetes y niveles de glucosa altos.
Diversos síntomas afectan a diabéticos en edad juvenil, adulta y de la tercera edad. Todos tienen como medicina alternativa, hierbas medicinales, alimentación disciplinada, una dieta anti diabéticos, con lo cual podrá llevar una vida saludable libre de efectos secundarios de las medicinas, una alimentación vegetariana bien guiada servirá para que su glucosa (azúcar) pueda controlarse y llegar a niveles normales.
remedios-naturales 2017-03-13 17:32:25

Es importante considerar, tener presente, nuestras recetas naturales ya que la diabetes es una enfermedad para toda la vida. No está demás indicar que las recetas van acompañadas de una dieta para diabéticos o diabéticas; según sea el caso.

Causas de la diabetes

  • Factor Hereditario o Genético; unas de las causas principales que predisponen hacia la diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2.
  • Poca Producción de Insulina que tiene el Páncreas; ya sea por agotamiento (pereza) de esta glándula o por el consumo excesivo de alimentos feculentos y dulces. Esta deficiente producción de insulina permite que el nivel de glucosa (azúcar) se vaya a la sangre, elevando el nivel normal de glucosa en la sangre. La obesidad y el consumo excesivo de grasas son factores precipitantes en la diabetes tipo 2. Se sospecha que, en ambos tipos de diabetes, particularmente en la diabetes tipo 1, pueden estar involucrados procesos auto-inmunes, debido a que las células del sistema inmunológico empiezan a atacar nuestro propio cuerpo y no a los virus o bacterias. Durante el proceso normal del metabolismo de los alimentos, la glucosa (azúcar, fuente de combustible para el cuerpo), entra en el torrente sanguíneo. Por otro lado, el páncreas (una glándula) produce la insulina, cuya función es transportar la glucosa del torrente sanguíneo hasta los músculos, la grasa y las células hepáticas, donde puede utilizarse como combustible. Cuando una persona se enferma de diabetes, esto cambia porque el nivel de glucosa se eleva debido a que el páncreas no produce suficiente insulina o porque sus músculos, grasa y células hepáticas no responden de manera normal a la insulina, o ambos.
  • Que uno de los padres o hermanos sea diabético: El desarrollo de obesidad; tener una edad mayor de 40 años; tener una diabetes gestacional; tener el parto de un bebé con un peso mayor a 4 kg. (9 libras); presión arterial alta; altos niveles de triglicéridos en la sangre (un tipo de molécula grasa); nivel alto de colesterol en la sangre, no hacer suficientes ejercicios, etc. 

Síntomas de la diabetes

  • Eliminar mucha orina de color anaranjado, espumoso y dulce en sabor, y varias veces durante el día que, en general, no se siente. Por la noche, puede levantarse inclusive 2 – 3 veces. Éste podría considerarse como síntoma preocupante.
  • Sequedad en la boca, sed excesiva, debido a la deshidratación.
  • Falta de energía; notoria debido a que se siente cansado todo el día.
  • Pérdida de peso; común y rápida en la diabetes tipo I pero que, en la diabetes tipo II bien puede darse lentamente o no. Si la diabetes está bajo control, probablemente pueda recuperarse de peso.
  • Se genera visión borrosa porque el cristalino del ojo absorbe glucosa y agua, inflamando el ojo.
  • Tener un aliento con olor afrutado, desarrollar aftas y cistitis, hambre constante, irritabilidad, mal aliento, impotencia, piel pálida, picor en todo el cuerpo, que podrían causar problemas con los riñones, corazón y nervios; y, hasta gangrena.

Diagnóstico de la diabetes

Para tener un buen diagnóstico de la diabetes necesitamos visitar a un médico endocrinólogo. El médico endocrinólogo empleará diversas pruebas médicas y análisis químicos para determinar el grado de diabetes del paciente.

Una de las pruebas principales es el análisis químico de orina, que sirve para detectar glucosa y cetonas producto de la descomposición de las grasas. Sin embargo, una prueba de orina sola no diagnostica diabetes. Existen otras pruebas que, combinadas, dan valores o medidas que confirman el estado diabético de la persona. Cuando la persona analiza su glucosa en la sangre, tanto en ayunas (más de 120 mg/dl) como de manera aleatoria (más de 180 mg/dl), entonces se detecta diabetes.
Las principales formas de hacer un diagnóstico para determinar la cantidad de glucosa en la sangre son 4:

  • Análisis de Orina: La principal prueba es el análisis orina, que sirve para determinar el nivel de glucosa y cetona en la orina. Esta prueba tiene carácter histórico, pero, actualmente, es poco usado. La determinación de la acetona en la orina es un análisis muy importante en los pacientes con diabetes tipo 1, embarazo con diabetes preexistente o diabetes gestacional. Para hacer un análisis de orina, hay que recoger la orina del paciente durante un periodo de 24 horas, y de esa manera determinar los valores medios de la glucosa en la sangre. Éste es un método muy económico; una alternativa a los métodos modernos de monitoreo de los niveles de glucosa. El análisis de orina nos determina la cantidad de glucosa en la orina, que es una información útil y aproximada de los niveles de glucosa. La otra determinación es las cetonas en la orina en los pacientes de diabetes. Las cetonas son producidas por la descomposición de la grasa y el músculo, y son dañinas en altos niveles. Estos niveles altos de cetonas en la sangre pueden ocasionar una afección grave llamada cetoacidosis, la que requiere de cuidados médicos inmediatos. Todos los diabéticos deben comprobar la presencia de cuerpos cetónicos en la orina en caso de enfermedad aguda (neumonía, ataque cardíaco, accidente cerebro vascular, estrés) o cuando los niveles de glucosa en la sangre son muy elevados (por ejemplo, >300 mg/dl) durante el embarazo o cuando hay síntomas de cetoacidosis como náusea, vómitos o dolor abdominal. Las cetonas están usualmente presentes en la orina, pero por debajo del nivel de detección de los métodos de análisis de rutina. Sin embargo, se observan cuerpos cetónicos positivos en sujetos normales en ayunas y hasta en un 30% de las muestras de orina de la mañana en las mujeres embarazadas.
  • Nivel de glucosa en la sangre (ayunas): Otra prueba para determinar el nivel de glucosa en la sangre; en ayunas. Cuando los resultados son mayores de 120 mg/dl en dos oportunidades, está confirmanda la presencia de diabetes en el organismo. Si los niveles son entre 100 y 120 mg/dl se denominan alteración de la glucosa en ayunas o pre-diabetes. Dichos niveles se consideran factores de riesgo para la diabetes tipo 2 y sus complicaciones. Si los resultados son inferiores y tienen síntomas de diabetes tiene que hacerse la prueba de tolerancia oral a la glucosa.
  • Nivel de Glucosa en la Sangre (No Ayuno): Esta prueba para determinar el nivel de glucosa en la sangre aleatoria; (no ayuno). Sin preparación alguna y en cualquier momento del día. Si la medida da valores son superiores a 180 mg/dl; entonces, se puede decir que hay diabetes y podemos confirmar cuando están acompañados por los síntomas clásicos de aumento de sed, micción y fatiga (esta prueba se debe confirmar con otra de nivel de glucosa en la sangre en ayunas). 
  • Tolerancia a la Glucosa Oral: Esta cuarta prueba es la de tolerancia a la glucosa oral. Ésta es una prueba concluyente. Se toma en ayunas una muestra de sangre del brazo; se diagnostica la diabetes si el nivel de glucosa es superior a 180 mg/dl. Luego de 2 horas. Esta prueba se usa más para la diabetes tipo 2 y la diabetes gestacional). 
    Se le debe preguntar igualmente al médico la frecuencia con la que uno se debe chequear los niveles de hemoglobina A1c (HbA1c); medida promedio de glucosa en la sangre durante los 2 a 3 meses anteriores. Ésta es una forma muy útil de determinar qué tan bien está funcionando el tratamiento. Una vez diagnosticada la diabetes, el médico endocrinólogo debe pedir más pruebas médicas anuales para prevenir las complicaciones de la diabetes a largo plazo. Estas pruebas son: Medición de altura, peso e índice de masa corporal para ver si tiene sobrepeso; determinar la tensión arterial, si tiene hipertensión se debe tomar medidas para reducirla; hacer un examen de pies para no llegar a tener pie diabético; un examen de retina para ver si hay vasos sanguíneos dañados y posibilidades de tener visión borrosa; y, finalmente, algunas pruebas más para ver el buen funcionamiento de los riñones, hígado y glándula tiroides.

Remedios caseros para controlar la diabetes tipo II 

  • Abuta, chuchuhuasi y uña de gato para la diabetes: Tomar el cocimiento de estas 3 yerbas. 20 gr para un litro de agua, beber durante el día, todo el litro.
  • Acelga para diabetes II: Consumir ensaladas con mucha acelga y berros (alfons balbach).
  • Achicoria para la diabetes mellitus: Decocción de 30 gramos de raíces secas trituradas de achicoria por litro de agua. Tomar 2 tazas al día.
  • Achiote controla la diabetes avanzada: Decocción de 10 hojas de achiote en 1 litro de agua. Dejar hervir por 10 minutos. Tomar 3 veces al día.
  • Alcachofa para el páncreas e hígado: Comer alcachofa con limón o tomate, también comer las alcachofas crudas una vez al día.
  • Extracto de alfalfa para la diabetes: Tomar diariamente una copa del zumo o extracto de las hojas frescas o tiernas de alfalfa.
  • Alimentación en 6 tiempos: Conviene distribuir las comidas del día entero en muchas tomas (5 -6 veces) y poca cantidad en cada una de ellas, para que los niveles de glucosa en la sangre no muestren grandes variaciones.
  • Hojas de arándano para producir insulina: Se usa 10 gr para 1 litro de agua hirviendo y se deja reposar en 10 minutos, tapado; dejar enfriar y beber durante el día. Se puede realizar 2 días a la semana.
  • Calabaza para ganar insulina: Ayuda a producir insulina al páncreas, solo es necesario agregar a la dieta 50 gr de calabaza 2 veces a la semana.
  • Cola de caballo agua para diabéticos: Decocción de 100 gr. de la planta seca por litro de agua. dejar enfriar y beber durante el día.
  • Cúrcuma o palillo condimento para diabéticos: Usar como condimento en la preparación de la dieta para personas con diabetes.
  • Extracto de manzana verde para bajar la diabetes: Tomar jugo o extracto de manzana verde como cena.
  • Salvia para bajar la glucosa: Tomar en infusiones 3 hojas de salvia para una taza de agua o macerar en una botella de vino 50 gr de hojas de salvia, dejar por 7 días para poder comenzar a tomar 1 shot por día.
  • Stevia remplazante del azúcar de mesa: No puedes dejar el dulce, comienza a usar las hojas de stevia en tus infusiones, avena, leche vegetal y otros.
  • Tomate de árbol para la diabetes: Preparar jugo de 2 tomates de árbol en ayunas, solo mezclar con 1 vaso de agua.
  • Zarzamora: Hacer un cocimiento de 50 gr de hojas de zarzamora para 1 litro de agua, tomar 3 tazas al día por 2 semanas. Se puede volver a tomar pasada una semana.



Lo más Leído

Esta información ha sido creada con el fin de dar a conocer alternativas distintas en la lucha de enfermedades, mas no pretende sustituir a su médico o a la medicina alopática. tampoco exonera o sustituye la consulta a un médico naturista. Se recomienda consultar con su médico antes de usar esta información.


Deseas ayudar!

Medicinas naturistas es una comunidad sin ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas agradecidas por nuestras publicaciones. Si donan unos dólares o compartes nuestras publicaciones, estan colaborando con la supervivencia de este portal y la difusion de alternativas naturales como complemento a alguna enfermedad.
facebook.com/medicinasnaturistas


Comentarios